Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

viernes

Se suicida militante de Voluntad Popular que estuvo preso 93 días por protestar


El joven envió un mensaje a sus familiares en donde les pide perdón por lo que hizo. No sabían nada del muchacho desde las 3.00 de la mañana del jueves

laverdad.com

“La víctima: Jesús Espinoza (Liderín) fue un activista de VP y miembro activo del Movimiento Resistencia. Cayó preso en junio del 2017 por las protestas y estuvo cuatro meses de La Pica”.

Tenía 23 años, era militante del partido Voluntad Popular y lo llamaban “Liderín”. El sobrenombre se lo ganó porque estaba al frente de las protestas que se hicieron en el año 2017 contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La madrugada del jueves fue trágica, un poco más trágica que la vez sus padres se enteraron que se lo habían llevado preso por protestar en Lechería. Esta vez la mala noticia llegó precedida por una nota de voz que envió a sus familiares en los que les pedía perdón por lo que iba a hacer.

En la mañana de este jueves 15 de marzo lo encontraron muerto como consecuencia de un disparo, a su lado había un arma. El escenario fue la plaza Puerto Príncipe de Lechería, encima de la tarima en donde se lee la palabra: Venezuela.

Después de sus días en la cárcel ya nada fue igual para el muchacho. A partir de ese momento comenzó a padecer por cuadros depresivos que llegaron después de su arresto. Así lo reseñó el portal multiplataforma El Pitazo. La familia de Jesús Miguel Espinoza contó que después de la cárcel comenzó a dedicarse a trabajar con un grupo de colaboradores que buscaban y recolectaban insumos, alimentos y ropas para quienes aún están arrestados en la cárcel de La Pica en Maturín estado Monagas.

Jesús Miguel Espinoza tenía un disparo en la sien derecha con salida por el lado izquierdo. Cerca del cuerpo del joven había una pistola calibre 380 y en uno de los bolsillos del pantalón tenía el teléfono desde el que envió el mensaje pidiendo perdón.

Un conocido de la familia comentó cerca del lugar del hecho, que Espinoza “no soportaba ya la situación del país”.

Al cuerpo del joven de 23 años lo llevaron a la morgue de Barcelona. En las afueras se congregaron familiares y amigos en busca de una respuesta en todo al hecho.

Habla el papá

Jesús Espinoza contó que su hijo era un joven que luchaba incansablemente por la democracia y respeto a las libertades. “Mi hijo estuvo detenido en la cárcel de La Pica durante 93 días, injustamente, tras ser arrestado en el municipio Urbaneja luego de que en la zona se registrara una manifestación política en contra del actual régimen”.

Reveló que Jesús pertenecía a las filas de la organización política Voluntad Popular, desde donde laboraba en pro de conservar la democracia, valores y libertades de Venezuela.

Con lágrimas el padre de Espinoza, quien también era conocido como “Liderín” calificó a su hijo como un joven amable, respetuoso, responsable y comprometido con su labor.

Por los presos

Desde hace un par de semanas, el joven activista político asistía a un círculo de oraciones dedicado a los presos políticos y basado en aportar valores y apoyar a quienes adversan al Gobierno. “Mi hijo era director de cultura y subdirector de deporte comisionado por el alcalde del municipio Urbaneja, quien le ha prestado mucho apoyo”.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI