Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

sábado, 19 de abril de 2014

Chacao vivió un Viernes Santo entre el gas lacrimógeno y las protestas (+FOTOS +VIDEO)


Unos 6 PNB abordaron sus motocicletas, a gran velocidad cruzaron la avenida Francisco de Miranda y en un kiosco de la calle Elice, detuvieron a tres jóvenes que observaban los enfrentamientos desde la distancia. La acción molestó a un señor que también veía lo que ocurría a pocos metros, y al reclamar a los funcionarios, también se lo llevaron detenido.

EL UNIVERSAL

La tarde noche de este viernes Santo, los habitantes del municipio Chacao fueron testigos y a la vez afectados de la fuerte represión por parte de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con un importante grupo de manifestantes que levantaron barricadas para alzar su voz de protesta contra el gobierno nacional; pero esta vez los gases y los perdigones no solo afectaron a los jóvenes manifestantes y a vecinos, sino también a los feligreses que acudían a la iglesia de San José de Chacao.

Cerca de las siete de la noche, el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, había anunciado la suspensión de la misa y la procesión del Santo Sepulcro por el enfrentamiento entre manifestantes y la PNB; pero luego ambos actos religiosos se realizaron gracias al apoyo que prestó la policía municipal. Durante la salida de la iglesia, una vecina recibió un disparo, aparentemente de perdigón en el brazo. Más tarde, el propio alcalde informó que un joven fue herido por una bomba lacrimógena y un funcionario de la PNB había sido herido en la cabeza.

El enfrentamiento tuvo varias etapas. Después de la arremetida contra el campamento que está en la Plaza Bolívar de Chacao y contra los feligreses de la iglesia San José; los funcionarios se ubicaron en grupo de más de 10 hombres en distintas esquinas de la avenida Uslar Pietri desde la avenida Francisco de Miranda hasta la avenida Blandin.

Luego se replegaron hasta ubicarse en la avenida Francisco de Miranda y los manifestantes volvieron a Uslar Pietri, conocida como boulevard San Ignacio. Durante más de dos horas, manifestantes y funcionarios se enfrentaron. Arcos de humo de gas lacrimógenos pintaban el cielo del casco colonial de Chacao, mientras los más osados devolvían las piezas de metal que aún emanaban gas.

En un momento, un cohetón incendió los pies de los policías que estaban en la esquina del automercado Luz, de la avenida Francisco de Miranda. Eso desató el malestar de los funcionarios quienes dispararon con más fuerza contra los que protestaban. De pronto, unos 6 PNB abordaron sus motocicletas, a gran velocidad cruzaron la avenida Francisco de Miranda y en un kiosco de la calle Elice, detuvieron a tres jóvenes que observaban los enfrentamientos desde la distancia. La acción molestó a un señor que también veía lo que ocurría a pocos metros, y al reclamar a los funcionarios, también se lo llevaron detenido.

Cuando el grupo de personas que estaban en el lugar comenzó a exigirle a los policías, que los soltarán, y de por qué se llevaban a esos jóvenes que no estaban protestando, los motorizados lanzaron una bomba lacrimógena a menos de tres metros. Esto desató la ira de los presentes.

Los gases invadieron el ambiente, en calles como la Sucre, Mohedano, Páez, Guaicaipuro era imposible respirar por momentos. Desde las ventanas de algunos apartamentos lanzaban agua en un desespero por conseguir que el efecto del gas amainara. Durante la jornada de protesta los funcionarios de PoliChacao no cerraron la avenida Francisco de Miranda, por lo que en pleno enfrentamiento con manifestantes, algunos de los conductores que transitaban por esa vía, se paraban para observar lo que allí ocurría. Otros por el contrario, al ver cómo los PNB disparaban o cómo los jóvenes lanzaban objetos desde la avenida, aceleraban intempestivamente.

En un momento, cuando las manifestaciones llegaban a su fin la PNB detuvo a dos conductores, quienes sin darse cuenta de lo ocurrido intentaron subir hacia el Centro Comercial San Ignacio. A uno de los conductores lo obligaron a abrir las cinco puertas del vehículo y el capó; bajaron a los ocupantes y dentro iba una familia con un bebé en brazo.

En la avenida había más de 100 funcionarios entre los que llegaron en motocicletas, y los que arribaron en las conocidas jaulas.

Había además apoyo de los Bomberos de Libertador y una unidad de ambulancia. Mucho señalaron que era excesivo la presencia policial.

@ElkisBejarano

Fotos Últimas Noticias / Mildred Manrique

Video del Jueves Santo



Compártelo y Coméntalo en las Redes Sociales



Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. Suscríbete Gratis