Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

viernes, 23 de septiembre de 2016

Ocho casos de decapitación se han registrado en septiembre en el eje Guarenas-Barlovento


Criminóloga María Melo asegura que los asesinos no se conforman con solo disparar, sino que también buscan notoriedad entre sus grupos mutilando a las víctimas

Doris Barrios| El Pitazo

Ocho personas fueron decapitadas por sus victimarios en los primeros 21 días del mes de septiembre en el eje Guarenas-Barlovento, entre ellos dos mujeres y dos adolescentes.

“Estamos ante la presencia de una nueva cepa de delincuentes. Los malandros viejos justificaban sus delitos argumentando necesidad o venganza porque no los respetaron. Los de ahora son difíciles de analizar, allí hay una deuda de los investigadores en indagar en este tipo de criminales que disfruta matar y tener un contacto más de piel con su víctima. No se conforma con disparar, sino que utiliza las manos para mutilar el cuerpo de su víctima”, indicó la críminóloga María Melo.

Para la experta, quienes realizan los macabros actos de asesinato, con decapitación, buscan un reconocimiento. En general son personas con mucho resentimiento que al momento de cometer los crímenes tienen un público que los ve, sean miembros de la misma banda o víctimas.

Para la especialista el clima influye en este tipo de delitos. Señala que las altas temperaturas son caldo de cultivo para comportamientos más violentos. “No en vano estos casos recientes ocurren justo cuando tenemos mucho calor, sobre todo en zonas como Guatire y Barlovento”, informó Melo.

Estudios, de 2013, difundidos en la revista Science, revelaron gracias a una investigación realizada por las universidades de California y Princeton, ambas de Estados Unidos, que los cambios en el clima están estrechamente vinculados a la violencia humana en todo el mundo. Incluso desviaciones relativamente pequeñas de la temperatura normal o las lluvias han incrementado sustancialmente el riesgo de conflicto en la antigüedad o en la actualidad. Los datos proceden de muestras de Brasil, China, Alemania, Somalia y Estados Unidos.

Entre las decapitaciones destaca de los dos adolescentes, a quienes les dejaron al lado de los cuerpos un mensaje acusándolos de violadores. Para Melo en este caso el delincuente, ante la comunidad, se erige como un vengador. “En la subcultura de los antisociales hay códigos y entre ellos no se perdonan delitos como la violación, por eso cuando estos sujetos son capturados y entran a las cárceles también son violados y descuartizados”, precisó la criminóloga.

No difundir video

Melo recomienda no difundir por las redes videos o fotos de estos crímenes, porque sirve de argumento para que otros imiten los delitos, porque eso les da “caché”. Señaló que muchos de estos asesinatos también son copiados de otros países y en muchos casos de personajes delictivos que son considerados líderes como el “Chapo Guzmán”, en México.

Invita a las autoridades a actuar legalmente contra quienes aparecen o difunden estos materiales audiovisuales. Es urgente que se inicie un estudio de estos comportamientos tan violentos, para analizar y buscar las causas con miras a minimizar estos delitos.

Otro variable que hay que estudiar, recomienda Melo, es ver la presencia de mujeres tanto como víctimas como miembros de bandas.

Finalmente, considera que los organismos de seguridad deben apostar a funcionarios mejor preparados, lo cual pasa por una estricta selección antes de que entren a las academias policiales.

Los casos

6 de septiembre

Son hallados, en la vía principal de Las Casitas, Guatire, los cuerpos decapitados, con las cabezas introducidas en sus abdomen, de los adolescentes Gabriel Peña (17) y Héctor Hernández (17). Al lado de los cadáveres había un cartel que rezaba: “De los violadores nosotros nos encargamos, continúa la película”.

12 de septiembre

Son reportados desaparecidos -en Araira- el taxista Edwar Espinoza y la pasajera Gabriela Guédez. El cuerpo de la maestra fue localizado tres días después mutilado en una quebrada de Caucagua. En una bolsa fue encontrado la cabeza, dos brazos y una pierna. El conductor aún no aparece.

17 de septiembre

Desaparece el taxista Ender Méndez, cuando realizaba un servicio a un cliente a Rió Chico, desde Guarenas. Dos días después -el 19- es localizado decapitado junto a su pasajero, en la vía hacia Río Chico. El vehículo fue quemado y las cabezas fueron halladas tiradas al lado de la unidad.

21 de septiembre

En una casa en construcción fueron localizados tres cuerpos sin cabeza, entre ellos el de una mujer, en el sector Quebrada de Chaguaramos, Caucagua.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…