Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

viernes, 3 de julio de 2015

Estrangulador ataca en las Torres del Saladillo


El asesino ingresó al apartamento 16-09 del edificio Maturín y mató con sus manos a Marcos Aurelio Santos. La Policía sospecha de un amigo de la víctima. Las puertas no las violentaron ni hubo ruidos extraños en su habitación. Se creyó que era una muerte natural

Por Luisana González / Diario La Verdad

Con las manos estrangularon a Marcos Arurelio Santos, de 43 años, sobre su cama. El asesino entró y salió del apartamento 16-09 del edificio Maturín de las Torres del Saladillo sin hacer ruidos. La Policía presume que sea un amigo del occiso.

El cadáver lo encontraron el pasado miércoles a las 7.00 de la mañana. A Carmen Santos, madre de la víctima, le extrañó que su muchacho no estuviese despierto. Lo buscó en su habitación, lo encontró boca abajo y sin vida.

La anciana, de 65 años, contó que prendió la luz del cuarto del hijo y lo llamó por su nombre. Nunca le respondió y ella se acercó hasta la cama. Lo vio pálido y al tocarlo estaba "frío". Corrió por su otra hija y esta le confirmó que no tenía signos vitales. Presumieron que había fallecido de un "infarto".

A las 12.00 del mediodía ingresó el cadáver a la morgue forense y horas después les notificaron a los Santos que lo habían asesinado. "Lo estrangularon".

La Policía avisó al fiscal 4 del Ministerio Público sobre el caso. Los detectives colectaron evidencias toda la noche. Ayer en la mañana interrogaron a un amigo "íntimo" de Marcos. En sus declaraciones a los oficiales dijo "no tener ningún tipo de relación amorosa con la víctima. Solo eran amigos".

Los Santos retiraron el cuerpo de la morgue y lo llevaron dentro de un féretro hasta la capilla velatoria Ocando, donde amigos y conocidos se acercaron a despedir al mayor de siete hermanos que también trabajó con el Minfra hasta hace algunos años atrás. Trascendió que Marcos tenía una casa propia en el barrio Carmelo Urdaneta que alquilaba para sobrevivir. Al técnico en informática lo describieron como un hombre "bueno con todo el mundo y alegre".


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…