Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

martes, 9 de agosto de 2016

“Papá, me quedan cinco balas, espérenme en la morgue que me voy a matar”


El delincuente se comunicó con su padre antes de cometer el suicidio. Además, mantenía en su poder un arma de fuego calibre 9 milímetros y una subametralladora, con la que dio de baja a tres funcionarios

Diario Los Andes / Gráfico Ricardo Azuaje

Jesús Urbina Venegas (25), conocido como “El mono”, se suicidó al quedarse sin balas en un enfrentamiento con el Cicpc en la habitación de un apartamento. El hecho ocurrió en La Florida II de Motatán, estado Trujillo.

“Papá, me quedan cinco balas, espérenme en la morgue que me voy a matar”, fueron las últimas palabras del sujeto, según narró su padre, José Ramón Urbina.

Trascendió que Venegas pertenecía a la banda “El colombiano”. Durante cuatro horas mantuvo a la comunidad en Zozobra, además, dio de baja a tres efectivos policiales. Al sitio se trasladaron diversos organismos del Estado de varias entidades del país, reseñó Panorama en su portal web.

“No lo mató nadie, mi hijo me llamó y me dijo que no se iba a entregar sino que se iba a matar”, dijo el padre del occiso desde la morgue del Hospital Pedro Emilio Carrillo. Especificó que a alrededor de las 7:00 pm ocurrió el deceso, antes de que los funcionarios de seguridad ingresaran al apartamento.

El director de las Fuerzas Armadas Policiales del Estado Trujillo (Fapet), Jairo Pernía, indicó que alias “El mono” tenía en su poder un arma de fuego calibre 9 milímetros y una subametralladora. Durante el enfrentamiento asesinó a los detectives Ricardo Olivar y Jean Carlos Morillo y al sargento Herson Manuel Crespo.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…